top of page
Buscar
  • Foto del escritorRafael Cuesta Antón

¿Cómo tratar a tu pareja después de una infidelidad? 6 Consejos que deberías tener en cuenta

Actualizado: 7 mar 2023


Una infidelidad de pareja implica la ruptura unilateral de un pacto de fidelidad con una tercera persona. Generalmente, es una solución a un conflicto como pareja, y a través del tercero se busca regular el problema. Una de las preguntas habituales que nos hacemos en estos casos es ¿Qué es lo que lo ha podido desencadenar?


Puede haber varios motivos que lleven a una infidelidad: una búsqueda del fin de la pareja, una solución al miedo a la intimidad en la relación, una forma de reequilibrar el poder en la pareja, una vía de volver a sentirse deseado/a o querido/a, o de volver a desear o querer apasionadamente,.... El conocimiento de la infidelidad puede generar una herida en el amor, en la valía, en la seguridad o confianza. Puede romper mensajes implícitos en el compromiso de lealtad afectiva como: "estarás ahí cuando te necesite", "me protegerás cuando sea necesario hacerlo", "serás sincero en lo importante" o "no me harás daño intencionalmente".


La pareja, a quien supones como fuente de seguridad, te ha hecho daño, lo que genera una desorganización de la seguridad. Tras el desvelo, puede abrirse una crisis de pareja y, por ambas partes, replantearse si se quiere continuar en la relación. Es habitual que quien ha sido herido pueda transformar su desconfianza en una inquietud obsesiva y/o reproches acerca del daño que ha sufrido, que puede sufrir.


¿Después de una infidelidad se puede ser feliz?


Si la persona herida decide que quiere continuar la relación, una vía es arriesgándose a expresar su dolor y vulnerabilidad. Para reparar aquello que se ha dañado, quien ha sido infiel se dispone a reconocer el daño que ha causado a la otra persona, entra en sintonía con su dolor y está disponible para reparar la herida. Parece relevante que este proceso de reparación no se convierta en una estrategia de castigo, daño o control al otro por el daño causado, sino en el restablecimiento de la seguridad perdida. También cabe la posibilidad de afrontar los motivos personales y de pareja que llevaron a la infidelidad. Puede ser una oportunidad para una relación de más cercanía emocional, cuidado y honestidad. Entonces, algunas de los consejos que pueden ayudarte para actuar después de una infidelidad con la intención de 'sanar' la relación son los siguientes:


  1. Priorizar la honestidad: Después de una infidelidad, es vital que ambas partes de la relación se comprometan a ser honestas el uno con el otro. Por lo tanto, la persona herida debe sentirse escuchada y apoyada por la otra parte. Además, ser honesto sobre cómo se sienten, hablándolo siempre desde los sentimientos, es uno de los pasos para salvar la relación.

  2. Asumir la responsabilidad: Es importante que la pareja adúltera esté preparada para afrontar el dolor que ha podido causar durante la infidelidad. Algunos/as infieles se sienten paralizados/as por la culpa, intentando instar a sus parejas a dejar atrás el dolor en lugar de tomarse el tiempo necesario para poder llorar. La persona que ha engañado al otro/a debe dejar a la otra persona expresarse y asumir la responsabilidad de sus actos en lugar de intentar esquivarlos.

  3. Expresa el por qué: La persona infiel debe expresar el por qué cree que ha realizado el acto que ha puesto en juego su relación. Una buena manera de hacerlo es ponerlo por escrito antes de hablarlo. Además, deben intentar demostrar que entienden el dolor que han podido causar a la otra persona.

  4. Establece reglas y límites: Esta es una manera de intentar recobrar la confianza en la relación. Por ejemplo, la persona afectada puede establecer reglas estrictas y no negociables al principio de un proceso de curación. Siempre respetando los límites e intimidad del otro/a y sin extenderlo con el tiempo.

  5. Hablad de lo que os preocupa alrededor del sexo: Uno de los mayores obstáculos que suelen enfrentar las personas que han padecido de una infidelidad es precisamente todo lo relacionado con el sexo. A menudo, a veces las personas infieles suelen no promover una situación de intimidad debido a que piensan que el otro/a no querrá a causa del engaño. Por otro lado, la persona afectada por la infidelidad puede ver esto como una falta de interés y de atracción física. Por este motivo, es importante hablar de lo que sentís cuando estáis intimando.

  6. No te compares: Después de una infidelidad, son muchas las parejas (sobre todo por la parte afectada) que suelen comparar su relación con las de su alrededor. De hecho, es común que sientan que son las únicas que han vivido por esta situación y creer que esto hace que su amor sea menos valioso. Este tipo de comparaciones no solo hacen daño a la relación sino a la persona que tiene este tipo de pensamientos.

Estas son algunas de las 'reglas' que deberías tener en cuenta para saber cómo tratar a tu pareja después de una infidelidad. Además, debes tener en cuenta que en la mayoría de los casos, la infidelidad proviene de un problema no tratado dentro de la relación, por lo que es importante focalizar la atención en solucionarlo. Si os sentís frustrados o no sabéis como afrontar esta situación, es recomendable acudir a un psicólogo/a profesional. Recuperarse ante un engaño requiere de tiempo y esfuerzo por ambas partes.

899 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page